Se ha producido un error en este gadget.

martes, 29 de mayo de 2012

ESTRATEGIAS DE COMPRENSIÓN DE LECTURA - 4° B


ESTRATEGIAS DE COMPRENSIÓN DE LECTURA

EL SUBRAYADO
El objetivo del subrayado es destacar las ideas esenciales de un texto. Posteriormente, al leer únicamente lo subrayado se puede recordar el contenido de dicho texto.
Las principales teorías psicológicas de la percepción humana fundamentan esta técnica, ya que está demostrado que la memoria se fija y recuerda más y mejor aquellas cosas que se resaltan.
¿Por qué es indispensable subrayar un libro para leerlo?
      En primer lugar, porque así nos mantenemos despiertos, totalmente despiertos y no sólo conscientes.
      En segundo lugar, leer, si lo hacemos activamente equivale a pensar, y el pensamiento tiende a expresarse en palabras, escritas o habladas.
      En tercer lugar, el subrayado evita  tener que leer de nuevo todo el texto.
UN BUEN SUBRAYADO NOS COLOCA EL TEXTO EN TELEGRAMA, ahorrándonos tiempo y esfuerzo para la captación de su esencia significativa.
 1. ¿CUÁNDO SUBRAYAR? 
Inmediatamente después de captar el texto. Si no, no sabrás qué remarcar.
2. ¿QUÉ SUBRAYAR?
Los puntos más importantes, los argumentos de mayor fuerza. Las ideas centrales, las Palabras-Clave. (Mucho más en lo humanístico que en lo técnico).
3. ¿CÓMO SUBRAYAR?
Con remarcador:
      Líneas ondulantes debajo, para lo esencial;
      Líneas llenas, para lo secundario pero significativo.
Si quieres subrayar un documento que tengas en la computadora, en lugar de usar líneas ondulantes para resaltar lo esencial, puedes apelar (ya que los procesadores de texto no tienen la opción de líneas ondulantes) a la opción  doble línea.
      Puedes numerar en orden los subrayados, para guiarte en el Resumen o en la confección del Mapa Mental.
      Marcar las definiciones con flechas.
      Si el libro no es nuestro, no podemos subrayar. Por eso, si tienes los medios, es conveniente comprarlo.
LO QUE NO DEBE HACERSE: 
Terminar subrayando media página o la mayor parte de la página.
Tampoco subrayar en la primera lectura, sin haber leído el índice, el prólogo, la bibliografía y la introducción.

EL SUMILLADO
El sumillado es un recurso importante al que recurrimos cuando se trata de leer y  tomar pequeñas notas que nos permitan repasar y recordar los aspectos más importantes sobre el tema que estamos leyendo ( es un resumen extremo).
PASO A PASO:
1º Hacer una lectura general y rápida para saber de qué trata el texto.
2º Lectura sostenida y cuidadosa, simultáneamente haces el resaltado o subrayado de las ideas principales y algunas secundarias.
3º Repaso de la idea seleccionada y realización del sumillado; recuerda que elegirás una frase breve o pocas palabras que al leerlas, posteriormente, te ayuden a recodar la idea que quisiste destacar; el sumillado irá escrito en el margen derecho o izquierdo de tu texto; es recomendable hacerlo con letra clara.
UTILIDAD:
             Para fijar ideas principales y secundarias.
             Para mayor concentración al leer.
             Como método de estudio.
             Para recoger datos y luego elaborar un resumen.
             Para elaborar esquemas

LA TOMA DE APUNTES
Antes de abordar el estudio de cualquier método que te permita aprender más eficazmente, tendrás que tener en cuenta que la toma de apuntes es una habilidad básica que es muy conveniente que puedas desarrollar al máximo.

El estudio no sólo se nutre de los materiales de texto y de libros obligatorios para cada materia, sino, sobre todo en la enseñanza universitaria, de los apuntes que se toman en clase.
CLAVES PARA TOMAR BIEN LOS APUNTES
El secreto para tomar bien unos apuntes personalizados y prácticos se encierra en tres palabras: escuchar, pensar y escribir.
Saber escuchar
Conviene estar muy atento a expresiones significativas, “palabras signo” o “toques de atención” que ordinariamente emplea el que habla, como, por ejemplo, “es importantes...”, “en una palabra..” “concluyendo”... expresiones que indican la intención de sintetizar, explicar y aclarar ideas básicas de parte del profesor o el expositor.
También se debe poner especial atención tanto al comienzo como al final de la exposición, ya que la síntesis de la exposición con que suele iniciarse cualquier tema facilita la comprensión y ofrece una valiosísima idea general. Y, por otra parte, la síntesis con que se concluye no es menos interesante, ya que suele se más detallada y completa, y donde se concentra lo más rico e interesante de cuanto se ha dicho.
Saber pensar
Es decir, escuchar reflexionando y siguiendo mentalmente el orden expositivo del tema: título, que se pretende probar, aspectos bajo los cuales se aborda el tema, pasos que se aproximan al objetivo propuesto, conclusión final y consecuencias que se derivan...
En esta escucha reflexiva es decisivo no perder el hilo expositivo, por lo que se debe  atender bien a los mecanismos y nexos que hay entre una cuestión y la que sigue dentro de un mismo tema.
Saber escribir
No hay que escribir lo que dice el profesor copiando textualmente sus palabras, sino lo que cada uno es capaz de sintetizar con sus propias palabras.
En la toma de apuntes es muy importante la rapidez y la concisión. Por este motivo hay que utilizar una serie de abreviaturas o signos convencionales personales, , una especie de código personal que pueda ser interpretado con facilidad y permita limitar la escritura de los apuntes a lo estrictamente imprescindible para una buena comprensión posterior.
EL MÉTODO 5R Ó 6R (CORNELL NOTE TAKING SYSTEM)
Cada hoja para tomar apuntes se divide en tres zonas: la columna de apuntes (notetaking), columna de observaciones y parte de abajo destinada a un resumen. Ver Ejemplos gráficos.
1.       Registra. En la columna de apuntes, registra tantos hechos e ideas significativas como puedas. Utilice las oraciones telegráficas pero, cerciórese de que puedas reconstruir el significado completo más adelante. Escribe legible.
2.       Resume. Después de clase, resume tus notas escribiendo en la columna de observaciones palabras clave y frases cortas. Resumir clarifica significados, revela relaciones, establece continuidad, y consolida la memorización.
3.       Recita. Tapa la columna de apuntes con una hoja del papel. Entonces, mirando las palabras y las frases en la columna de observaciones solamente, el recita en voz alta y con tus propias palabras la clase o tema completo.
4.       Reflexiona. El Profesor Hans Bethe, físico nuclear y Premio Nobel afirma, "... la creatividad viene solamente con la reflexión." Debes reflexionar haciéndote preguntas como las siguientes, por ejemplo. ¿Cuál es el significado de estos hechos? ¿En qué principio se basan? ¿Cómo puedo aplicarlos? ¿Cómo los integro con lo que sé ya?
5.       Revisa. Pasa diez minutos cada semana repasando tus notas. Si los haces podrás retener mucho mejor su contenido de cara a los exámenes.
6.       Recapitulación. Deja un espacio al final de cada hoja para una síntesis a modo de recapitulación.

CUADRO SINÓPTICO
El esquema de llaves o cuadro sinóptico es un tipo de  esquema  en  el que se da prioridad al aspecto gráfico. De un solo golpe de vista se  adquiere una visión gráfica del contenido de un tema, cuyas ideas han  sido ordenadas y jerarquizadas.
Se suele poner el título principal en la parte  izquierda  y  después, mediante llaves, se van englobando los contenidos de las ideas  principales, secundarias y distintas subdivisiones.
El esquema de llaves es el más conocido y muy apropiado para el  estudio de las materias en las que abundan las clasificaciones y datos a  retener.
Los pasos a seguir para realizar un cuadro sinóptico serían éstos:  en primer lugar leer toda la lección para adquirir un idea general del  tema y tener como una estructura en la que encajar posteriormente cada uno  de los apartados de que consta la lección. En  segundo  lugar, subrayar  las ideas principales, secundarias y datos significativos, según  las  normas ya estudiadas. En esta fase se realiza una labor de análisis y de separación de las ideas. En tercer lugar, se hace el  cuadro  sinóptico propiamente dicho siguiendo estas pautas: se puede poner el título en  vertical para ocupar menos espacio; después, reservar un espacio para los  encabezamientos principales y secundarios; empezar en la parte de la derecha  a poner las ideas, reducidas a palabras clave con el fin de que ocupen poco espacio; cuando se hayan escrito todas las ideas o palabras clave  de  la misma categoría se cierran con una llave a la izquierda y se le pone  título a esa clasificación; se sigue con otras clasificaciones y cuando  se termine con un mismo apartado se cierra con llaves, y así se  sigue  todo el proceso hasta terminar el cuadro, de derecha a izquierda, para  evitar que se tenga que repetir por defecto de estructura gráfica. En la  realización se ha seguido un proceso de síntesis que  facilita  mucho  la comprensión y la retención del tema estudiado.
El esquema de llaves o cuadro sinóptico es el más indicado para  aquellos temas que tienen muchas clasificaciones y tiene la ventaja de ser el más gráfico de todos, por lo que favorece el ejercicio de la memoria  visual. El mayor inconveniente es que se concentra la escritura en la parte de la derecha, teniendo que hacer la letra muy pequeña,  por  lo  que  el texto queda muy comprimido.     
CARACTERÍSTICAS DEL CUADRO SINÓPTICO:
Ø  Organiza un escrito, sus elementos principales y el cómo están organizados.
Ø  Pueden emplearse llaves o tablas para identificar la descendencia.
Ø  Se desarrollan siempre de izquierda a derecha.
Ø  Suelen contar con un promedio de 2 o 3 ideas principales.
RECOMENDACIONES:
Ø  Determinar la idea general. Derivadas de esta las ideas principales, posteriormente las ideas complementarias y por último los detalles.
Ø  Representa gráficamente esas ideas.
Ø  Recuerda que aquí se grafican ideas no palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada